Su navegador no acepta javascript
18 de julio de 2018
Agenda de Eventos
Almanac Almanac
 

regroup Iglesia Parroquial de la Inmaculada

Iglesia Parroquial de la Inmaculada

Principal monumento de la localidad. La Iglesia es de estilo mudéjar con muros de mampostería. Está compuesta por una nave rectangular, cornisas y portada de cantería. De sus elementos constituyentes destaca la torre con campanario que se encuentra al inicio de la nave. Tiene tres cuerpos y en la parte baja se encuentra situada una capilla cubierta con una bóveda. La torre se sitúa a los pies en línea con la fachada que contiene una interesante portada clasicista con arco de medio punto. El origen de este templo se sitúa en torno a los años 1530-1540, construida sobre una antigua mezquita. A lo largo de su historia, el templo ha sufrido su quema, destrucción y reconstrucción. En el siglo XVI, en la década de los 60, se levantó una nueva iglesia de estilo barroco. En su interior existían unos retablos confeccionados por Juan de Palenque. La rebelión de los moriscos, en 1568, derivó en el incendio de parte de su infraestructura, si bien se reconstruyó en 1645, siguiendo el modelo mudéjar de la anterior. Pero la mala construcción propicio su derrumbamiento, años antes de la Guerra Civil, desapareciendo definitivamente los retablos barrocos. Tras la contienda, en 1948, se levanta de nuevo alrededor de la torre y usando las piedras del único castillo existente en Beas de Granada, desapareciendo éste totalmente.


regroup Los lagares

Los lagares

En el municipio está localizado el paraje denominado de "Los lagares". En dicha zona encontramos unos antiguos lagares, esculpidos sobre la propia roca, donde se pisaba la uva para la elaboración del vino. Aunque no existen estudios realizados sobre el origen de este vestigio histórico y de tradición gastronómica de la localidad, se cree que data de la época árabe


regroup El Fraile

El Fraile

Si hay que elegir un símbolo de la localidad de Beas, éste es sin duda el fácilmente divisable "Cerro del Fraile". Lugar donde encontramos ésta formación natural originada por la erosión del viento que ha ido esculpiendo la roca hasta darle esta forma. Cuenta la leyenda que "en los tiempos en la que los Reyes Católicos luchaban para la reconquista de Granada, un viejo comerciante árabe, rico y poseedor de latifundios y un castillo en Beas, decidió huir de la región, construyendo esta estructura rocosa para esconder en su interior un gran tesoro, de forma que sirviera de señal a sus descendientes el día que volviesen a recuperarlo".