1. ¡Comenzamos la temporada de ‘Recuperando Caminos’!
  2. Curso básico de iniciación a la apicultura
  3. Escuela de Adultos
  4. Resumen y datos de agricultura, ganadería y pesca en Granada
  5. Beas de Granada en flamenco
  6. San Roque, el Espía de Dios
  7. «Compartimos amor, confianza y respeto»
  8. GDR Alfanevada
  9. Gimnasio
  10. El Fraile lector
  11. El Vermu Del Finde, de EsRadio nos visitó en plena celebración de Fiestas
  12. Fiestas 2019.. Adios!
  13. Beas está de fiesta
  14. Beas es Cultura y Deporte
  15. El proceso de creación de nuestro Parque Natural
  16. El Reino de Granada en los siglos XV y XVI. Los cortijos del término de Granada: Cortijo de Cortes y el Pago del Río Beas. Las Tierras de Beas
  17. El Señorío de Veas
  18. Fiestas Patronales 2019
  19. Parque Natural de la Sierra de Huétor
  20. La Alquería de Beas según el Libro de Apeo de Bienes de 1572 (2ª Parte)
  21. Comisiones Informativas Permanentes
  22. Evolución histórica de Beas de Granada
  23. La Orquesta Ciudad de Granada nos visita el próximo 13 de Julio
  24. Verano Cultural y Deportivo 2019
  25. La subida ciclista Sierra Nevada Al Límite pasará por Beas de Granada
  26. Verano Cultural y deportivo – 28,29,30 Junio
  27. El Canal de Beas y Quéntar
  28. Aficionados a los minerales de todo el mundo se dan cita un año más en Beas de Granada
  29. Comienza a andar la nueva legislatura en Beas de Granada
  30. El ‘cacharro’ de la Carchita
  31. La Alquería de Beas según el Libro de Apeo de Bienes de 1572.
  32. Ultra Sierra Nevada
  33. Recuperando el camino a Beas
  34. Más de 4.000 personas participarán en los programas de participación y sensibilización de espacios naturales de la provincia
  35. “Si la mujer no es visible en el campo, se va la vida”
  36. Fiestas
  37. Fotos/Documentos antiguos
  38. Naturaleza y Agricultura
  39. Poemas
  40. Refranes
  41. Ensayos y relatos
  42. Recopilados enclaves inéditos de la Sierra de Húetor
  43. Un nuevo libro-guía acerca enclaves inéditos de la Sierra de Huétor
  44. Diputación
  45. Unión Europea
  46. Alhambra Nievas: “El mundo necesita más rugby”
  47. Miguel Heras vuelve a ganar la Ultra Sierra Nevada
  48. Gobierno de España
  49. Junta de Andalucía
  50. Municipal
  51. Formularios
  52. Alcaldía
  53. Senderistas sexitanos recorrieron la ruta entre Almayate y El Palo, en Málaga
  54. Plan de Igualdad
  55. Perfil del contratante
  56. Convocatoria de puestos
  57. Datos de Interés
  58. El Municipio
  59. Recuperando caminos
  60. Encuestas!
  61. Recogida de firmas
  62. Entidades, Asociaciones y grupos de desarrollo
  63. Directorio de empresas y profesionales
  64. La Ultra Sierra Nevada, un desafío de altura
  65. Ultra Sierra Nevada
  66. Datos económicos
  67. Galería multimedia
  68. Deportes
  69. Ocio, cultura y educación
  70. Gastronomía
  71. Para este 8 de marzo, 17 mujeres cuentan qué quieren este año en la lucha feminista
  72. Ferias, fiestas y celebraciones
  73. hitos de interés
  74. Historia del municipio
  75. Enlaces de interés
  76. Lugares destacados
  77. El tiempo local
  78. Presupuesto Municipal
  79. Plan de ordenación urbana
  80. Ordenanzas Municipales
  81. Actas, Juntas de Gobierno y Plenos recientes
  82. Solicitudes/licencias
  83. SEDE ELECTRONICA
  84. Otras dependencias
  85. Casa de la Cultura
  86. Casa Consistorial
  87. Directorio de Responsables Municipales
  88. Organismos y servicios municipales
  89. Normativa municipal
  90. Concejalias
  91. Corporación municipal
  92. Saluda del alcalde
jueves, noviembre 14, 2019
  1. ¡Comenzamos la temporada de ‘Recuperando Caminos’!
  2. Curso básico de iniciación a la apicultura
  3. Escuela de Adultos
  4. Resumen y datos de agricultura, ganadería y pesca en Granada
  5. Beas de Granada en flamenco
  6. San Roque, el Espía de Dios
  7. «Compartimos amor, confianza y respeto»
  8. GDR Alfanevada
  9. Gimnasio
  10. El Fraile lector
  11. El Vermu Del Finde, de EsRadio nos visitó en plena celebración de Fiestas
  12. Fiestas 2019.. Adios!
  13. Beas está de fiesta
  14. Beas es Cultura y Deporte
  15. El proceso de creación de nuestro Parque Natural
  16. El Reino de Granada en los siglos XV y XVI. Los cortijos del término de Granada: Cortijo de Cortes y el Pago del Río Beas. Las Tierras de Beas
  17. El Señorío de Veas
  18. Fiestas Patronales 2019
  19. Parque Natural de la Sierra de Huétor
  20. La Alquería de Beas según el Libro de Apeo de Bienes de 1572 (2ª Parte)
  21. Comisiones Informativas Permanentes
  22. Evolución histórica de Beas de Granada
  23. La Orquesta Ciudad de Granada nos visita el próximo 13 de Julio
  24. Verano Cultural y Deportivo 2019
  25. La subida ciclista Sierra Nevada Al Límite pasará por Beas de Granada
  26. Verano Cultural y deportivo – 28,29,30 Junio
  27. El Canal de Beas y Quéntar
  28. Aficionados a los minerales de todo el mundo se dan cita un año más en Beas de Granada
  29. Comienza a andar la nueva legislatura en Beas de Granada
  30. El ‘cacharro’ de la Carchita
  31. La Alquería de Beas según el Libro de Apeo de Bienes de 1572.
  32. Ultra Sierra Nevada
  33. Recuperando el camino a Beas
  34. Más de 4.000 personas participarán en los programas de participación y sensibilización de espacios naturales de la provincia
  35. “Si la mujer no es visible en el campo, se va la vida”
  36. Fiestas
  37. Fotos/Documentos antiguos
  38. Naturaleza y Agricultura
  39. Poemas
  40. Refranes
  41. Ensayos y relatos
  42. Recopilados enclaves inéditos de la Sierra de Húetor
  43. Un nuevo libro-guía acerca enclaves inéditos de la Sierra de Huétor
  44. Diputación
  45. Unión Europea
  46. Alhambra Nievas: “El mundo necesita más rugby”
  47. Miguel Heras vuelve a ganar la Ultra Sierra Nevada
  48. Gobierno de España
  49. Junta de Andalucía
  50. Municipal
  51. Formularios
  52. Alcaldía
  53. Senderistas sexitanos recorrieron la ruta entre Almayate y El Palo, en Málaga
  54. Plan de Igualdad
  55. Perfil del contratante
  56. Convocatoria de puestos
  57. Datos de Interés
  58. El Municipio
  59. Recuperando caminos
  60. Encuestas!
  61. Recogida de firmas
  62. Entidades, Asociaciones y grupos de desarrollo
  63. Directorio de empresas y profesionales
  64. La Ultra Sierra Nevada, un desafío de altura
  65. Ultra Sierra Nevada
  66. Datos económicos
  67. Galería multimedia
  68. Deportes
  69. Ocio, cultura y educación
  70. Gastronomía
  71. Para este 8 de marzo, 17 mujeres cuentan qué quieren este año en la lucha feminista
  72. Ferias, fiestas y celebraciones
  73. hitos de interés
  74. Historia del municipio
  75. Enlaces de interés
  76. Lugares destacados
  77. El tiempo local
  78. Presupuesto Municipal
  79. Plan de ordenación urbana
  80. Ordenanzas Municipales
  81. Actas, Juntas de Gobierno y Plenos recientes
  82. Solicitudes/licencias
  83. SEDE ELECTRONICA
  84. Otras dependencias
  85. Casa de la Cultura
  86. Casa Consistorial
  87. Directorio de Responsables Municipales
  88. Organismos y servicios municipales
  89. Normativa municipal
  90. Concejalias
  91. Corporación municipal
  92. Saluda del alcalde
El Señorío de Veas

Autor: Manolo Madero

Publicado en: Libro de las Fiestas Patronales de Beas de Granada 2013

 

En primer lugar, debemos explicar en qué consiste la institución del “señorío”. Era un modo de posesión de la tierra por parte de los nobles concedida por los reyes por sus méritos o servicios prestados a la realeza. Aunque en la Edad Moderna se concedieron por muchos, no por los servicios, si no por dinero. La Corona necesitaba dinero y vendía determinados lugares a nobles o burgueses (ya lo veremos en el caso de Beas de Granada). Había dos clases de señorío: el territorial y el jurisdiccional. En este segundo, el Señor, además de la posesión de la tierra, tenía poderes para nombrar cargos e incluso administrar justicia. El de Beas fue un señorío sin jurisdicción, entregado a los colonos y arrebatado a los moriscos por acusaciones de traición y enconados ataques de los muchos enemigos de La Corona.

Francisco de Bobadilla

El primer Señor de Beas fue Francisco de Bobadilla. Nació, según algunos, probablemente en Aragón, sin que se tenga clara la fecha. Hay, sin embargo, otros autores que dicen que era hijo de pedro Fernández de Bobadilla, natural del lugar de Bobadilla, de donde toma el nombre junto a Medina del Campo y a María Maldonado, dama de Isabel la Católica cuando era infanta. Otros dicen que su padre, natural de Bobadilla, estuvo como embajador en Aragón y por eso nació allí Francisco. Bobadilla inició su vida política como criado de la Casa Real, logrando llegar a ser nombrado caballero de la Orden Militar de Calatrava, y uno de los hombres de confianza de los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón.

Don francisco de Bobadilla, llamado El Corregidor, fue el primer Señor de Pinos y Beas, Capitán de las Guardas de los Reyes Católicos, Corregidor de Ávila, Segovia y Medina del Campo, cuyos tercios mandó en las guerras de Granada en las que también sirvió con las fuerzas de Jaén y Baeza, de cuya primera ciudad fue Corregidor. Como capitán de los Reyes Católicos, en el año 1483, intervino en la tala de Íllora, Montefrío y Vega de Granada y en la toma de la fortaleza de Tajarja. También formo parte con la gente de su capitanía, en el ejército del Marqués de Cádiz, en la tala de los campos de la parte de Málaga y en la toma de Coín, Cártama y Ronda, llegando así en todas estas conquistas y escaramuzas, hasta casi las mismas puertas de Granada, y distinguiéndose siempre, según todos los historiadores, por su valor y arrojo al frente de su ejército. Se halló también en las jornadas de Monsesinos, Moclín, Alhama y la toma de Granada. Además, fue Alcaide de los castillos de Cambil, Alhavar y Píñar, y primer señor de las Villas de Pinos y Beas (de Granada), de las que le hicieron merced los Reyes Católicos por sus servicios.

Pulgar, en su Crónica de los Reyes Católicos, enumera todas las hazañas que, al frente de su gente y con todo el ejército, realizaron y, al mismo tiempo, todas las penalidades que sufrieron. Tomó parte con su ejército en la toma de Baza y asistió al cerco y toma de Granada, como se acredita en el documento que aún se conserva den el Archivo de la Casa de Alga, que al hacer la relación de la gente que entró en Granada con Su Alteza, dice: “Francisco de Bobadilla, con la gente de Jaén y Andújar, iba en ña resguarda del ejército, mandando 350 lanzas y 1.500 peones”. Cuando fue conquistada Granada hubo de atender a su organización administrativa, para lo que fue nombrado como corregidor Don Andrés Calderón y, también, de la recién fundada ciudad de Santafé, encargado de la administración de justicia al mismo Calderón, y siendo Alcaide a Francisco de Bobadilla. Testimonio que se conserva en el Archivo Municipal de Santafé.

Casó Don Francisco de Bobadilla con Doña María de Peñalosa, de esclarecido linaje y, seguramente, pariente del jurado de Granada, Don Antonio de Peñalosa (11588). Tuvieron cinco hijos: don Antonio de Bobadilla, segundo Señor de Pinos y Beas, doña Isabel de Bobadilla y Peñalosa, doña Beatriz de Bobadilla y Peñalosa y doña Juana de Bobadilla y Peñalosa.

Fue designado por los Reyes Católicos el 21 de mayo de 1499 juez pesquidor y gobernador de las Indias, en sustitución de Cristóbal Colón, con motivo de las tenaces quejas contra la administración del genovés: la esclavización de los indios, la rebelión de Roldán, el descontento de los colono… Y también por las acusaciones de traición y enconados ataques de sus muchos enemigos. El nombramiento de Bobadilla permanece en la nebulosa en cuanto a sus causas: si a la confianza que merecía los reyes, a su violento carácter o a lo que fue impuesto por el grupo enemigo de Colón, cada vez más poderoso en la corte. Bobadilla arribó a Santo Domingo el 23 de agosto de 1500.cristóbal Colón estaba en La Vega y en la ciudad se hallaba su hermano Diego, quien rehusó obedecer a Bobadilla por considerar superior la autoridad del Almirante. Dos días después, el gobernador leyó su nombramiento real y tomó posesión de su mando, con gran satisfacción de los enemigos de los Colón, conquistando plena adhesión al hacer pública su decisión de pagar los sueldos atrasados. Se apoderó de la fortaleza, se hizo cargo de los presos y se incautó de todos los bienes de los hermanos Colón, a la par que favorecía a sus enemigos. Comenzó una pesquisa secreta contra el Almirante y recogió todas las quejas contra él. Sin escucharle, apresa a Diego y, encadenado, lo envió en una carabela hacia España. Cuando, en septiembre de 1500, Cristóbal Colón regresó a Santo Domingo, ante un requerimiento de Bobadilla, éste, sin más consideraciones, lo atrapó con unos grilletes y lo encerró en la fortaleza, haciendo lo mismo con Don Bartolomé.

A comienzos de octubre, las carabelas zarparon hacia España llevando en su interior presos y encadenados a Cristóbal y Bartolomé, con la orden de Bobadilla de que fueran entregados a Fonseca, el enemigo de los Colón. Los Reyes Católicos, al parecer, manifestaron sentir el atropello y ordenaron su puesta en libertad cuando llegaron a España, pero no destituyeron inmediatamente a Bobadilla, que continuó dos años más en el Gobierno, hasta 1502. En ese año llegó su sucesor, Nicolás de Ovando, ya designado en septiembre de 1502 para que hiciera justicia, desagraviase a Colón y le devolviera lo que le había arrebatado Bobadilla. Llegó Ovando en abril de 1502 y en su misma escuadra se dispuso a partir Bobadilla, aunque una fuerte tempestad la destruyó, pereciendo este y otros enemigos de los Colón.

Aquí tenemos el escudo de los Bobadilla y Peñalosa, que está n el palacio de los Duques de Abrantes,

en la placeta de Tovar, cerca del Corral del Carbón, detrás de un banco que hay en la calle Reyes Católicos de Granada.

Don francisco de Bobadilla dejó las tierras a los moriscos a censo perpetuo, quienes le pagaban por cada casa, una gallina; y, de tres fanegas, una; y de las libras de seda; otra. Excepto de las viñas que, porque eran poca cosa, le daba cada morisco una carga de paja.

 

Antonio de Bobadilla

El segundo señor de Beas fue Antonio de Bobadilla. El primogénito de Francisco de Bobadilla, natural de Granada, sucedió a su padre todos sus estados. Fue segundo Señor de Pinos y Beas, caballero y comendador de Villamayor en la orden de Santafé, Señor XXIV de Granada y Jaén, y corregidor de justicia mayor de Málaga y Vélez. Casó dos veces, la primera sin sucesión, con Doña Beatriz Figueroa y Córdoba. La segunda con Doña Magdalena de Padilla y Bobadilla. Tuvieron varios hijos, entre ellos a don Pedro, que sería el que heredase el señorío.

Don Pedro de Bobadilla

Sería el tercer señor de Pinos y Beas. Natural de granada y XXV Señor de Granada. Casó con doña María Ana o Mariana de Guzmán. Le sucedió su hija Magdalena.

Doña Magdalena de Bobadilla

Sucedió a su padre, Don Pedro de Bobadilla, y casó dos veces, de las que no logró descendientes. Fue la cuarta Señora de Beas, la última de su linaje. En las genealogías, los descendientes de Don Pedro, heredero de Doña Magdalena, que murió sin descendencia, se siguen llamando Señores de Beas, aunque como veremos más adelante perdieron este señorío, que pasó a ser vendido por Felipe II a Alonso Núñez de Bohórquez.

Doña Magdalena casó primero con Don Jerónimo de Padilla, su primo hermano, Comendador de la Alhambra y La Solana en la orden de Santiago. Después fue la cuarta mujer de Don Rodrigo Jerónimo Portocarrero, IV Conde de Medellín. Murió en el mes de octubre de 1580. Le sucedió su primo hermano y cuñado, Pedro Bobadilla y Padilla.

Debió tener ciertas dotes literarias, pues aparece nombrada en El Parnaso Español: “Todavía las damas de palacio se reducían a sostener sus aficiones, correspondiéndose en versos o ingeniosos o íntimos o humorísticos, con los ingenios titulados, como la condesa de Andrada, con el Conde de Ficalho, como Doña Juana de Arteaga con el Conde de Salinas, y como Magdalena de Bobadilla con el Conde de Portalegre”. Mantuvo también correspondencia con Don Diego Hurtado de Mendoza.

Pero durante el señorío de Magdalena de Bobadilla, acaecería la rebelión de los moriscos del Reino de Granada que, como resultas, cambiaría de manos el Señorío de Beas. Una somera explicación de las causas de esta rebelión, que se puede encontrar en cualquier manual de Historia, sería el cambio de actitud de Felipe II con respecto a los moriscos.

Las Capitulaciones otorgadas a los musulmanes del Reino de Granada cuando estos se rindieron, fueron firmadas el 25 de noviembre de 1491 en Santa Fe, y constituyen el primer documento de la cuestión morisca, primero cronológicamente, y segundo como base de la que arranca todo el problema. Estas fueron muy generas: libertad religiosa, libertad personal, conservación de sus propiedades, armas y derecho tradicional.

Respetaron sus mezquitas y escuelas, sus almuédanos y torres para ser convocados a oración, y los bienes propios y rentas de sus mezquitas, consentían que fuesen juzgados por sus propios jueces y conforme a su ley escrita y tradicional, y se les permitía la práctica de sus buenos usos y costumbres. Se reconoció oficialmente una situación de bilingüismo, es decir, el empleo público junto a l romance de la lengua árabe.

Felipe II, a finales del año 1566, da una pragmática donde se ordena que los moriscos dentro del término de tres años aprendiesen la lengua castellana, que pasado este plazo ninguno pudiese hablar, ni leer ni escribir en arábigo publica o secretamente, que los contratos escritos en este lenguaje fuesen nulos, que no pudiesen vestir el traje que llevaban en tiempo de los moros, si no el que usaban los cristianos, que en sus fiestas no hiciesen zambras ni leilas con instrumentos ni cantares moriscos, que se les destruyeran los baños y que no pudiesen tener esclavos. Según Domínguez Ortiz, “la gota que hizo derramar el vaso fue la comisión dada a un magistrado para que averiguase las tierras que los moriscos poseían sin título, todos aquellos que no pudieran exhibir escrituras de propiedad (la mayoría carecían de ellas) fueron arrojados de las tierras que habían cultivado durante muchas generaciones”. Desesperados empezaron a conspirar.

Hay muchos libros y estudios sobre esta guerra, las barbaridades que se atribuyen a los moriscos, como asesinatos de curas y cristianos, etc. Pero se centran, principalmente, en las Alpujarras y, como más cercano a nuestro municipio, Güéjar Sierra. Lo único que he encontrado referente a Beas de Granada es que por aquí pasó e hizo noche, el 23 de diciembre de 1569, Don Juan de Austria, hermano bastardo del rey, en la primera acción de guerra en la que tuvo participación directa, con 5.000 infantes y 400 caballos, desde donde se dirigieron a Güéjar. Cuando llegaron allí, se encontraron que los moriscos habían huido y que Güéjar ya había sido tomada por el Duque de Sesa, lo que provocó el enfado del príncipe, principalmente con Don Diego de Quesada que era el práctico que los guiaba…

Una vez derrotados los moriscos, Felipe II, en escrito en 1571, ordena la expulsión del Reino de Granada de todos los moriscos sublevados, y de los que hubiesen ayudado a los sublevados, y que todos los bienes que hubiesen sido de moriscos pasaran a propiedad real: “la propiedad y el señorío de los bienes que fueren de moriscos en el Reino de Granada de cualquier clase y condición que fuere, pasa íntegra a Su Majestad. Y declaramos, estatuimos y ordenamos, que todos los dichos bienes sean y se entiendan ser nuestros, y comode tales Nos podemos disponer, ordenar y mandar lo que fuere nuestra voluntad”.

Para dar cumplimiento a esta orden se realizan los Libros de Apeo de los distintos lugares, en los cuales se relacionan las casas, tierras y aguas que tienen y les pertenecen. El Libro de Apero de Veas fue realizado por el licenciado Loaysa en 1572, y se encuentra en el Archivo de la Real Chancillería de Granada, una copia del cual dejé en el Ayuntamiento de Beas de Granada y supongo que allí continuará por si alguien quisiera consultarlo.

En primer lugar, se relacionan las casas que hay en el lugar. Aparre de la Iglesia, con el techo de ella y de la torre quemados por los moriscos, hay una tienda, un mesón, un castillo y una casa de Doña Magdalena de Bobadilla, y 75 casa, de las cuales 14 son habitables, otras 5 son habitables pero le faltan las puertas, y 56 están inhabitables. Es sospechoso el porcentaje tan elevado de casas inhabitables, a mí no se me ocurre mejor explicación que los mismos moriscos, al ser expulsados, destrozaran sus casas.

Quedaron en Beas, tras la expulsión de los moriscos, 13 personas, con datos de 1585 y 1586, ascendiendo a 65 en 1594.

Alonso Núñez de Bohórquez

Como ya sabemos, Felipe II vende el lugar de la Villa de Veas a Alonso Núñez de Bohórquez e 1589, que se convertiría por tanto en el V Señor de Veas. Por los comentarios que de él he encontrado, se puede deducir que era considerado un arribista, un nuevo noble, no muy bien visto por la nobleza más rancia.

En el libro ‘Burocracia y conversos. La Real Chancillería de Granada’,  de Enrique Soria Mesa, leemos: “Casamientos aparte, nada ilustra mejor la voluntad de asentarse en el Reino de Granada que la trayectoria seguida por un oidor del Siglo XVI, el licenciado Alonso Núñez de Bohórquez. Hidalgo natural de Villamartín (Sevilla), fue colegial del Colegio Mayor de Cuenca en la Universidad de Salamanca, de donde sería también catedrático hasta pasar a Granada como oidor, cargo en el que sirvió durante 13 años. Fue Presidente de la Junta de Población de este Reino y llegó a ser miembro del Consejo de Castilla en 1581, más tarde consejero de la Suprema y, en 1602, de la Cámara de Castilla, entre otros destinos”.

Desposó a la granadina Doña Francisca Deza Girón, hija de Don Diego Girón, Caballero de Santiago como él mismo, cuya familia había conseguido comprar el señorío de la Vella de Cardela en 1559. Dispuesto a conformar un extenso patrimonio en tierras granadinas, adquirió en 1589 de la Corona el Lugar de Beas, “a la falda de la Sierra de Granada”, por la nada despreciable cantidad de 2 millones de maravedíes, “según y en la forma que lo tuvo y poseyó Doña Magdalena de Bobadilla y sus padres y antepasados”, es decir, sin la jurisdicción. Para completar su dominio, compró las alcabalas[1] del mismo lugar de Beas y de otros tantos heredamientos y pueblos cercanos. Sabemos, en fin, que poseía tierras en la Villa de Montefrío, al norte de la capital.

Este señor fue también quien elaboró los primitivos Estatutos de la Universidad de Oviedo, llamados Estatutos Viejos, junto a Juan González de Tejada, confirmados por Felipe III en 1607, a imitación de los de la Universidad de Salamanca.

En 1593, Alonso Núñez y su mujer dieron a censo perpetuo enfiteusis varias suertes en que habían dividido Beas. Esto significaba que los tomadores de las tierras las recibían a perpetuidad y por ellas debían pagar lo establecido, en este caso, una cantidad llamada laudemio. Pues bien, al año siguiente, en 1594, se quita la perpetuidad. Se dividió Beas en 24 suertes, de las cuales alguno recibió dos, otros una y media y, la mayoría, una suerte.

Por cada suerte debían pagar a Alonso Núñez 17 ducados cada año y una gallina por cada dos partes de pollo, además de la décima y comiso y, si muriesen sin herederos forzosos, las tierras volverían a ser patrimonio de los vendedores. En buena lógica, en esta relación de censo deberíamos encontrar nuestros apellidos, aunque vemos que hay muchos casos que no se conservan en la actualidad y otros actuales que no aparecen aquí. Mi curiosidad me llevó a investigar en los archivos parroquiales, con permiso de don Emilio Borrego, y encontré que la primera vez que aparece el apellido madero es en su boda en 1665, donde se dice que es proveniente de La Mancha.

Don Antonio Álvarez de Bohórquez

No encontramos comentarios muy elogiosos sobre el VI Señor de Veas, e hijo del anterior, Don Antonio Álvarez de Bohórquez, primer Marqués de los Trujillos. Desconozco la razón por la que cambió el apellido Núñez por Álvarez, no he encontrado ninguna mención sobre ello, pero sí que era su hijo y heredero. Veamos algunos de ellos:

Como digno heredero suyo, su hijo don Antonio Álvarez de Bohórques completó el proceso iniciado por el oidor, convirtiéndose en alguacil mayor de la ciudad de Granada, señor de vasallos al comprar muchas jurisdicciones y, titulando en 1632 como primer Marqués de los Trujillos. Todo eso, sin dar de lado el servicio regio, ya que fue durante bastante tiempo consejero de Hacienda”.

“Antonio Álvarez de Bohórquez (1575-1640) obtuvo un puesto de Caballero de la Casa Real y se casó con una prima del clan Ximénez de Góngora, que eran patricios cordobeses y miembros del Consejo de Hacienda, para el que el propio Antonio fue nombrado a su vez. Sus intereses y conexiones se extendían, pues, desde Madrid a Córdoba (ciudad que él representó en Las Cortes) y Granada, donde él y su madre construyeron un espléndido mausoleo para su dinastía (el Mausoleo de San Basilio)”

Este monasterio está en el actual Colegio de los Escolapios, en cuya cripta se han ido enterrando los sucesivos marqueses de los Trujillos desde este primer marqués hasta, que yo sepa, en 1962 en que se enterró a Don Mauricio Álvarez de las Austrias Bohórquez y Goyeneche, V Duque de Gor.

Este Antonio fue nombrado marques de los Trujillos en 1632 o, según otros en 1629, por el rey Felipe IV. Los Trujillos es una aldea, en el municipio de Montillana, lindando con la provincia de Jaén, concretamente con Mures, anejo de Alcalá la Real. Entre otros cargos y propiedades, Don Antonio Álvarez de Bohórquez girón fue “Caballero del Hábito de Santiago, gentilhombre de la Casa real, Alguacil Mayor del Santo Oficio de la Inquisición de la ciudad y reino de Granada, XXIV de Córdoba, Regidor perpetuo de Salamanca, Señor de las Villas de Veas Espino y Lagunas Rubias, Cortes, Caparacena y Escóznar, regidor y Justicia Mayor de la ciudad de Chinchilla y Villena y IX villas su corregimiento, Conde de Utiel y Requena por el Rey, nuestro señor”.

Alonso Álvarez de Bohórquez Benavides

Les sucedió, y por tanto es el séptimo Señor de veas, Alonso Álvarez de Bohórquez Benavides, quien fue también Vizconde de Caparacena, Señor de Puerta Alta, Lucerna, Cubillas y Beas. Fue el segundo marido de Elvira Ana de Córdoba Venegas, IX Señora de Zuheros, de la que no tuvo descendencia. Fue Consejero de Hacienda y Caballero de la Orden de Santiago.

De este tiempo encuentro un comentario sobre Beas en los Anales de Granada, de Henríquez de Jorquera: “Entre las ciudades de Guadix y Granada, a la parte del Norte, dos leguas de ella, faldas de la Sierra Mayor en hermoso y agradable sitio, regalado territorio, gozando de las aguas del Río de Aguas Blancas, que desagua en el Genil, tiene sitio la Villa de Veas, habitada de cien vecinos en una parroquia, diócesis de Granada. es de señorío que dio Felipe Segundo al licenciado Alonso Núñez de Bohórquez oidor de Granada y después de su Real Consejo, hoy incorporada en el marquesado de los Trujillos, que hoy goza Alonso Álvarez de Bohórquez, Segundo Marqués de los Trujillo”.

Podemos ver el poco rigor y las confusiones de algunos historiadores antiguos, por ejemplo este que sitúa Beas en el Rio Aguas Blancas.

Antonio Álvarez de Bohórquez y Montano

El octavo Señor de Veas fue Don Antonio Álvarez de Bohórquez y Montano, tercer marques de los Trujillos, al cual por Real Despacho de 15 de enero de 1673 se le habilito para suceder, probando ser apto a causa de su ilegitimad, de él descienden los sucesivos poseedores de este título. Tal vez este señor diera al pueblo el uso o propiedad de la dehesa de pastos de Beas. No hay ningún documento que lo pruebe, pero en varias ocasiones los vecinos declaran que en 1717 una marquesa dio esos terrenos al pueblo.

Nicolás Álvarez de Bohórquez y girón de la Cueva Benavides y Carvajal

Fue el noveno Señor de Veas, nacido en 1700, alguacil perpetuo de Guadix, casado con María Antonia Verdugo y Castilla Ursua.

Por este tiempo, desde 1749, en Beas concretamente en 1752, se realizó en los 15.000 lugares con que contaba la Corona de Castilla una minuciosa averiguación de sus habitantes, propiedades territoriales, edificios, ganados, oficios, rentas, incluyendo los censos, incluso de las características geográficas de cada población. Fue ordenada por Fernando VI a propuesta del Marqués de Ensenada, por eso se la conoce como el Catastro de Ensenada. Contenía 40 preguntas, lo que proporciona un gran volumen de documentación que nos sirve para hacer una valoración de la economía, la sociedad, los señoríos e incluso el medio ambiente. Es la mejor estadística disponible antes de la Edad Contemporánea.

Alfonso Álvarez de Bohórquez y verdugo

Fue el décimo Señor de Veas y Quinto Marques de los Trujillos, nacido el 12 de julio de 1725, y que se casó con María Fausta Vélez Ladrón de Guevara.

Nicolás Mauricio Álvarez de las Austrias Bohórquez y Vélez Ladrón de Guevara

Fue el undécimo señor de Veas y Sexto Marqués de los Trujillos, nacido en 1741 en Valladolid, y a quien en 1802, el 4 de octubre, el Rey Carlos IV le concedió el título de Duque de Gor. Falleció en 1805.

Vemos que ha añadido a sus apellidos el “De las Austrias”, atribución con la que están de acuerdo en el libro Linajes y Palacios ovetenses. Datos para su historia, que cito textualmente: “desde 1802 la casa de los marqueses de los Trujillos, elevada a la dignidad ducal de Gor, usó el apellido Álvarez de las Austrias Bohórquez sin fundamento alguno, pues no enlaza en la ilustre casa asturiana. Obedeció el hecho, sin duda, a un halago a la vanidad del nuevo duque de cualquier mercenario genealogista”.

Se casó en primeras nupcias con María teresa Pérez de Barradas, con quien no tuvo sucesión masculina, y en segundas con María del Carmen Chacón y Carrillo de Albornoz Medrano.

Mauricio Nicolás Álvarez de las Austrias Bohórquez y Chacón Carrillo de Albornoz y Guevara

Nace en granada el 10 de julio de 1792 y muere en 1851, II Duque de Gor, VII Marqués de los Trujillos y VI Conde Torrepalma, VI Conde consorte de Lérida, VIII Conde de Canillas de los Torneros de Enríquez, Vizconde de Caparacena, y de Abusejo, y duodécimo Señor de Beas.

Casó con María de la O Jacoba Guiráldez y Cañas, VIII vizcondesa de la Valoria, Camarera Mayor de palacio, hija de Jaime Guiráldez y Mendoza, Conde de Lérida. Con este matrimonio se incorporan al ducado de Gor todos los señoríos y posesiones de la familia Valoria, incluyendo el castillo de Olmillos de Sasamón, provincia de Burgos, y todos sus feudos.

Fue gobernador Civil de Granada y Madrid, vicepresidente del Consejo Real y diputado por Granada en las Cortes de 1840. De él dijo Mendizábal, el ministro que realizó la Desamortización en España: “no es reaccionario, si no conservador, y de la más sana intención, lo sé porque hace muchos años que me honró con su amistad, es un antiguo amigo mío”.

Fue, junto a su mujer, el fundador de las Escuelas Pías (Escolapios). Recordamos que un antecesor suyo había fundado el Convento de los Basilios, allí al lado. En la iglesia están los retratos que le hizo Madrazo a él y a su esposa.

Recordamos que en 1593, Alonso Núñez de Bohórquez dio a censo perpetuo infiteusis 24 suertes de tierras y casas, pero se reservó un dominio directo de algunas tierras… Tuvieron 10 hijos y repartieron sus títulos y posesiones entre ellos. Mauricio, el primogénito hereda el título de Duque de Gor, pero no hereda nada de Beas, por tanto se nos acaban los Duques de Gor como Señores de Beas

Las posesiones y derechos de Beas los repartió en 1839 a sus hijos Jaime y Jacoba.

Jaime Alvarez de  Bohorquez Guiraldez

Dejó a su hijo Jaime Álvarez de Bohórquez Guiraldez una dehesa situada en el lugar de Beas, compuesta de 900 fanegas de tierra. Linda con tierras del termino de Quentar y con otras de Huétor Santillán y, por la parte más cercana al pueblo de Beas, linda con tierras de Antonio Ruiz de Única, Teresa Ruiz, Antonio Barranco Sánchez y Esteban Hernández.

Un censo de 5.735 reales de crédito anual que pagan diferentes vecinos del lugar de Beas. Siendo su capital 191.183 reales impuesto sobre 27 suertes de tierra en término del referido pueblo

Puesto que recibe el censo, debemos considerar a Jaime como el XIII Señor de Beas. También el último. Los Señoríos fueron suprimidos por las Cortes de Cádiz en 1812, aunque en el trienio absolutista fueron de nuevo puestos en vigor. Nuevamente un gobierno liberal, en 1837, durante la Regencia de María Cristina de Borbón, abolo definitivamente los señoríos (junto con otras medidas en el mismo sentido, como la supresión del mayorazgo y la desamortización), aunque tardaron algunos años en llevarse a cabo en la práctica. En Beas, el primer año que encontré en el que ya no se paga el censo es el 1852.

La abolición del régimen señorial no significó (como había ocurrido durante la Revolución Francesa con el histórico Decreto de Abolición del Feudalismo el 4 de agosto de 1789), una revolución social que diera la propiedad a los campesinos. Para el caso de los señores laicos, la confusa distinción entre señoríos solariegos y jurisdiccionales, de origen remotísimo e imposible comprobación de títulos, termino llevando a un masivo reconocimiento judicial de la propiedad plena a los antiguos señores, que únicamente vieron alterada su situación jurídica y quedaron desprotegidos ante el mercado libre por la desaparición de la institución del mayorazgo 8es decir, que quedaban libres para vender o legar a su voluntad, pero también expuestos a perder su propiedad en caso de contraer deudas).

A partir de esta fecha, en Beas, en 1852, los antiguos señores siguen conservando sus propiedades directas pero ya no son señores que cobren su censo ni, por supuesto, tengan jurisdicción. Se acaba también con la institución del mayorazgo, que consistía en que el hijo mayor, normalmente el varón primogénito, recibía todas o casi todas las propiedades, debiéndose dedicar los segundones a las carreras militar o eclesiástica. Una prueba de ello la vemos en esta herencia del duque de Gor, pues repartió tierras y señoríos entre sus hijos.

Otra medida del gobierno liberal fue la desamortización, que en Beas solo afecto a tres marjales procedentes del Santísimo de Beas, que aparecieron en subasta el 11 de junio de 1862, por 112 reales, subasta a la que no se presentó ningún postor. El 23 del mismo mes se vuelve a subastar por 94 reales y se adjudicó Juan Madero Fernandez: un bancal en la Haza de la Cera de 10 celemines, otro bancal en la Decarada de 10 celemines y otro bancal en el término del Descansadero de 4 celemines. También salió a pública subasta en 1838 el terreno del convento de los Basilios, que fue adquirido de nuevo por el Duque de Gor, y en el fundaría las Escuelas Pías.

Este Jaime, conde de Canillas de Torneros de Enríquez, aunque perdiera el señorío de Beas, no debió quedar pobre ni desamparado. Fue diputado en Cortes por Castellón, distrito de Nules, en 1876, y senador por la provincia de Granada en 1879 y continuaba siéndolo a su muerte en 1885. En la declaración de bienes que presenta en el Senado, manifiesta tener posesiones en Matilla de los Caños (Salamanca), Burgos, Busto, Cardeñadijo, Fuentebureba y Villalbina de Burgos y Briviesca (Burgos), en Dehesas de Guadiz, Gor, Gorafe y Guadiz y en Amusquillo y Valoria  Buena (Valladolid).

Jacoba Álvarez de Bohórquez Guiraldez

A su hija le deja:

  • Un cortijo titulado de Puerto Llano (¿Blanco?) de 40 fanegas, linda por dos o tres partes con la Dehesa de Beas y tierra de unos vecinos de dicho pueblo.
  • Otro cortijo titulado El Tejar, de 65 fanegas, que linda con Cortes, vereda de Huétor y Camino de Beas a Granada.
  • Dos tejares, uno en el Cortijo de Cortes y otro en el Cortijo de Tejar
  • El cortijo titulado Llanos del Gallego. Linda con el Cortijo del Pozuelo, con término de Quentar y con la dehesa de pastos de Beas, de unas 35 fanegas.
  • La Rambla, de dos fanegas. Linda por todas partes con la dehesa de Beas
  • Media casa en la Calle Real y 6 pedazos de tierra distribuidos por diversas partes del pueblo.
  • Los Almendrales y Peñçon de los Conejos.

Vemos que en este reparto se nombra la dehesa de pastos de Beas, cuya propiedad y derechos traerán bastantes incidentes y enfrentamientos, que veremos más adelante.

En 1874, doña Jacoba, Marquesa de los Trujillos, renuncia a los derechos que pudieran corresponderle sobre la dehesa a favor de los vecinos. De pequeño ya había oído contar a los mayores esa historia de la marquesa, aunque ellos extendían esa renuncia a todas las posesiones, ciertamente esa carta existía, pero solo referida a la dehesa. La prueba está en que en 1929, en el inventario que se hace de legajo en el cambio de secretario, se dice “en el numero 15 hay una carta completa y deteriorada de Don José Manuel de Villena por la que Jacoba Álvarez de Bohórquez renuncia a los derechos que le puedan corresponder en la dehesa de pastos de Beas, desde el 8 de septiembre de 1594, cediéndola a favor de los vecinos”.

La dehesa de pastos comprendía una extensión de monte que estaba delimitada por el Norte con los Llanos del gallego y Cueva Rodá, por el Sur con el Cortijo de Puerto Blanco, por el Este con el término municipal de Quentar y, por el Oeste, con el término municipal de Huétor Santillán.

 

Poco o nada se sabe de Jacoba VIII marquesa de los Trujillos. No consta que se casara ni debió tener descendencia, pues en 1901, deja sus posesiones a su sobrino, Manuel Álvarez de las Austrias Bohórquez y Ponce de león, VIII Conde de Lérida, hijo de su hermano Nicolás, VII Conde de Lérida.

Manuel Álvarez de las Austrias Bohórquez y Ponce de león

Manuel nació en  Madrid el 4 de marzo de 1860 y murió, también en Madrid, en 1937. Fue Caballero de la Real Maestranza de Granada. Le heredó su hijo.

Ignacio Álvarez de las Austrias Bohórquez y Gómez

Heredero de Manuel, debió ser quien vendió sus posesiones en Beas a don Horacio Roldán Quesada.

Siempre había pensado que el condado de Lérida se refería a la ciudad o provincia catalana de Lérida o Lleida, sin embargo, el condado de Lérida debe su nombre a un despoblado perteneciente al municipio de Retortillo, en la provincia de Soria, lindando con Guadalajara. Los problemas con el conde empiezan en 1926, cuando se solicita del ingeniero jefe del distrito forestal la inclusión en el catálogo de los de utilidad pública de los montes de la dehesa y se solicita también que se haga un deslinde entre los bienes comunales y los del conde. También se intenta imponer un tributo sobre el aprovechamiento de leña y plantas aromáticas de la dehesa, aunque este acuerdo se suspende por estar pendiente de deslindamiento.

En 1929 se crea una junta de vecinos para ejercitar su acción a favor de la consecución se estos terrenos para el pueblo, encabezada por Manuel Ruiz Mesa. En el mismo año el gobernador prohíbe que se reúna la junta y que se cobren cuotas, al mismo tiempo que se declara ilegal. Asimismo prohíbe obtener cualquier aprovechamiento de la dehesa de pastos sin autorización del conde. Y aconseja que si los vecinos se creen asistidos de algún derecho, que acudan a los tribunales. A partir de esta orden empiezan las multas a los vecinos, tanto por coger leña como por llevar sus ganados a pastar, llegando al extremo de nombrar un juez especial para conocer las denuncias presentadas por el conde, quitándole la jurisdicción al juez municipal de Beas.

Los vecinos dirigen una carta al ministro de Fomento en la cual exponen que la Marquesa de los Trujillos cedió a perpetuidad y gratuitamente los pastos de la dehesa, que han venido aprovechando sin interrupción hasta esa fecha, y que el conde de Lérida quiere poner una cuota y molesta a los vecinos a diario con denuncias. Además, comunican que dicho Señor está cortando los arboles de la Umbría del Cortijillo para que no se aprovechen los vecinos, lo cual puede ocasionar arrastre de tierras al quedar despoblados dichos lugares. Este mismo año, el administrador del conde ofrece en venta o en arriendo al pueblo sus propiedades, pero no se llega a ningún acuerdo.

En 1930 hay una serie de actos violentos entre los vecinos y los empleados del conde. Por ejemplo, el gobernador solicita al ayuntamiento información sobre lo ocurrido entre vecinos y la empresa del conde: “pues según parece algunos empleados de dicha propiedad han sido amenazados y maltratados por vecinos de ese pueblo”. Otro nuevo escrito, indicando que el apoderado del conde Lérida había autorizado a un vecino de Huétor pastar en terrenos de Beas propiedad del conde con 40 cabras dey que dicho sujeto había sido arrojado de dichos terrenos y llevado a la junta de vecinos, que le conminaron con 50 duros de multa y prisión si no les entregaba 25 en el día de la fecha. El alcalde contesta que no había tenido conocimiento y que a dicho sujeto lo había sorprendido el guarda municipal pastando con 100 cabras en tres fincas de propiedad particular y que lo había denunciado al juzgado.

Un tercer escrito, este del gobernador militar, dice que don David Mercado de la Cuesta, administrador del Conde de Lérida,  “acude a mi autoridad en queja de que el guarda jurado que tiene nombrado para la custodia de la finca que posee dicho Excelentísimo Señor, José Montes Guerrero, ha sido despojado de la banda, carabina y título que como tal guarda tenia y encarcelado por su autoridad”.

En 1940, el Ayuntamiento acuerda suspender una obra que estaba siendo realizada por don Horacio Roldan Quesada en Puerto Blanco, el 12 de abril, por lo que debemos suponer que ya había comprado los terrenos del conde. Finalmente en diciembre de 1940 se da cuenta que don Horacio se ha posesionado judicialmente de los terrenos que le han sido vendidos por el conde. Si alguien quiere informarse de quiñen es este Horacio Roldan, puede leer el libro ‘Historia de una familia: la verdad sobre el asesinato de García Lorca’, de Miguel Caballero Pérez, que se puede ver por internet.

Horacio Roldán comunica que está dispuesto a vender sus propiedades en Beas y que si los vecinos del pueblo nos las quieren, hay vecinos de otros lugares dispuestos a comprarlas. Finalmente, en vista de que los tribunales no amparaban al pueblo, una junta de vecinos decide comprar los terrenos a don Horacio. Así se llega a la compra de estos terrenos, dividiendo en parcelas los pagos de la Umbría del Cortijillo, el Cortijillo, la loma de la Dehesa de Beas y Tilarva, dejando los montes como propiedad común hasta que fueron vendidos al Patrimonio Forestal del Estado.


No sé si todavía quedará vivo alguno de los compradores, pero seguro que quedan quienes vivían por aquellas fechas y lo recordaran.

Por mi parte, acabados los señores y acabadas sus posesiones, acabo mi trabajo en Motril a 24 de mayo de 2013.

0 comentarios

DEJA UN COMENTARIO

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Saluda del alcalde

Saluda del alcalde

3 enero, 2019
Corporación municipal
Concejalias

Concejalias

9 enero, 2019
Organismos y servicios municipales

PUBLICACIONES RECIENTES

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Saluda del alcalde

Saluda del alcalde

3 enero, 2019
Corporación municipal
Concejalias

Concejalias

9 enero, 2019
Organismos y servicios municipales