viernes, marzo 22, 2019
La última piedra de la ‘Casa de la Cultura’ de Beas, al son de los Morente

Varias décadas y 4 alcaldes municipales más tarde, la gran obra cultural de Beas de Granada puede darse por concluida, con una entrañable Gala Blas Infante y la actuación de Kiki Morente.

ÓSCAR MESA, 24 de Febrero de 2019.

Son habituales las ceremonias donde “se coloca la primera piedra”, todo dispuesto con el ladrillo en cuestión y cascos de obrero protegiendo a las autoridades trajeadas. Sin embargo, son menos las ceremonias que dan por concluida dicha obra, pues a menudo se trata de proyectos faraónicos que se acaban abandonando o bien se traslada el foco de interés a nuevas iniciativas. No ha sido el caso.

Se ha logrado con la perseverancia de los diferentes alcaldes que han arrimado el hombro y buscado formas de financiación, y con este último gran empujón del actual equipo de gobierno, con Manuel Martín Yáñez a la cabeza y apoyado firmemente por José Entrena Ávila, presidente de la Diputación Provincial de Granada, que quiso recordar “el papel de servicio público de la política, de gestores del bien común, en unos tiempos en que se quiere manchar la política en general hay que tener en cuenta que se habla también de aquellos que día a día ofrecen su tiempo y su vida a mejorar la vida de sus conciudadanos”.

Aunque ayer ‘se puso la última piedra’, se ha ido buscando la eficiencia utilizando cada parte del edificio que iba terminándose. Hace ya muchos años que el gimnasio suena a ritmo de salsa, melodías relajantes de yoga o aceleradas canciones para las clases de zumba; que los vecinos pueden hacer uso de la biblioteca; que se suceden los cursos de formación para adultos, las clases de manualidades o los ensayos de aquellos que quieren en un futuro formar parte de la banda municipal. Son ya muchas las obras escénicas que han sido representadas, muchos los ensayos del grupo de teatro Cosecha Propia; muchos los cuadros, fotografías y objetos que han sido expuestos en sus pasillos. Un lugar de encuentro que alberga también el centro médico del municipio y ha reservado un lugar para que los jubilados echen su inexcusable partida de dominó diaria.

La inauguración oficial, por fin, contó con aquellos que colaboraron en anteriores legislaturas y con aquellos que han arrimado el hombro en esta. La revistió institucionalmente la presencia del presidente de la Diputación Provincial de Granada, José Entrena, la Subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro y con la alcaldesa de Alfacar y diputada de Cultura y Memoria Histórica y Democrática, Fátima Gómez Abad, así como diversos alcaldes granadinos. Un respaldo que, según el alcalde de Beas, Manuel Martín Yáñez, “busca, independientemente del signo político, unir fuerzas para lograr objetivos y estrechar lazos institucionales”.

Actuó el último eslabón de una estirpe de ilustres cantaores granadinos, Kiki Morente, con el virtuoso Pablo Fernández ‘Gatito’ a la guitarra. Una actuación breve pero intensa, cargada de arraigo nazarí.

    

Y qué mejor forma de inaugurarla que con una entrañable Gala Blas Infante, ya en su sexta edición, que premió a aquellas personas y proyectos que han destacado en sus respectivos ámbitos durante el último año. Los premiados no pudieron ser más acertados.

Se premió la trayectoria empresarial, transmitida entre familiares durante 35 años, del mítico Bar Gerardo, situado en plena Gran Vía granadina como una embajada del propio pueblo. El sobrino de Gerardo, Arturo Ocaña Ocaña, recogió el premio como dueño actual del negocio. “Un premio especial por venir de mis paisanos”, en palabras de Arturo, y que “reconoce también a sus hijos y su mujer, que han tenido que aguantarme y me han apoyado siempre”.

 

También se premió el emprendimiento de Israel García Molina, joven vecino del municipio que a base de esfuerzo y profesionalidad ha sacado adelante su empresa de pintura ISUAL. “Una empresa que nace para muchos años”, aventuró Israel.

Y, aunque la sociedad debería de ir evolucionando hasta que estos premios no fueran necesarios, se premió el empoderamiento de la mujer, personalizado en Visi Ruiz Medina, que ha llevado adelante su negocio durante décadas junto a la Plaza Alta de Beas. Para Visi, “el mayor premio que he tenido es vivir en este pueblo, rodeada de personas maravillosas, mi cuna y mis raíces, de los valores de mis padres”. Animó a sus vecinos “a seguir luchando por el pueblo”, y a las mujeres “combatientes y guerreras que hay en este pueblo, a que sigan luchando por la igualdad efectiva de las mujeres”.

El premio al deporte fue para Manuel López Carretero, guardia civil perteneciente a la Unidad Especial de Seguridad de la Casa Real y un “loco del running” que ha animado a muchos jóvenes a practicar deporte por las calles y caminos del pueblo. Un premio que, para Manuel, “pertenece a mis padres, que desde que tengo uso de razón me han llevado a mil sitios, aguantado mis locuras y tonterías por esto del deporte y, sin su apoyo no estaría aquí”.

La cooperación municipal fue reconocida premiando a Antonio José Ruíz Rodríguez, que siempre ha tendido la mano y ha ofrecido su ayuda aunque, matizó Antonio, “sólo hacía lo que me mandaba mi mujer”, empleada como azafata en el evento y que no quiso perderse la entrega del premio junto a su marido.

.

Se premió la difusión del patrimonio, imprescindible para mantener vivo el acervo cultural, al escritor Juan Antonio trillo López, que tan bien ha definido los personajes, los escenarios y las costumbres históricas del municipio en su libro El Caso Solipandi. Trillo, deseó que “los valores y la sociedad que perseguía Blas Infante, los logremos poner en práctica algún día”.

La UGR tuvo representación en la gala con el premio a la concienciación medioambiental, que reconoció la labor del Proyecto de Bioconstrucción ‘El Cobijo’, coordinado en parte por la vecina Trini Mesa y que ha dejado en Beas su sello con una casa de paja a la entrada del municipio en la Cuesta de La Cará. Trini, recordó “la importancia de la construcción y el crecimiento sostenible del mundo, y de difundir los valores de la construcción sostenible, haciendo posible con esta pequeña difusión una pequeña mejora en esta materia”. Remarcó también que, ”aunque aquí suene a utopía o locura una casa de paja, en países como Francia o Alemania se están llevando a cabo royectos ambiciosos”.

Por su parte, el premio a la comunicación recayó en el periodista Andrés Porcel García, hasta hace unos días miembro del equipo de Onda Cero Granada y que buscará su horizonte en nuevos proyectos periodísticos propios. Quiso animar a los “jóvenes periodistas que empiezan su camino, cargado de dificultades, apelando a su ilusión, pasión y vocación por el periodismo a cumplir sus sueños a pesar del difícil mercado laboral del periodismo”.

Las artes tuvieron sus representantes en el vecino Alejandro Salas López, artista multidisciplinar reconocido por sus esculturas y pinturas,  y en la Familia Morente, ilustre saga de cantaores granadinos, que comenzó con Enrique, siguieron sus hijas Soleá y Estrella y tiene su último representante en el más joven de sus hijos, Kiki Morente, que actuó durante la gala y recogió el galardón en nombre de todos.

Por último el premio a la solidaridad, que reconoció la labor de Francisco Morales García, un hombre que más allá de su cargo como Director de Asuntos Sociales del Centro de Alfacar, lleva este reconocimiento a su día a día, “a la forma en que se afrontan la vida y las relaciones sociales, a cada minuto de su vida que se dedica a los demás”. Un ejemplo de constancia y valores. Un hombre que “habla con el corazón y no con palabras” y que a su vez quiso reconocer a sus trabajadoras sociales de Beas, dependientes orgánicamente del Centro de Alfacar. “Todos somos importantes y necesarios, desde nuestros actos”, pues “cuando una mano sufre, la otra acude a tocarla para calmar su dolor”.

Unas intervención de Francisco Morales que hizo reflexionar a los presentes y que fueron refrendadas en las intervenciones de las autoridades, la Subdelegada del Gobierno en Granada Inmaculada López Calahorro, y por el Presidente de la Diputación Provincial, José Entrena Ávila, que clausuraron la Gala dando paso al Himno de Andalucía, con el auditorio puesto en pie y la Banda Municipal de Beas de Granada interpretando el legado de Blas Infante.

 

0 comentarios

DEJA UN COMENTARIO

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Saluda del alcalde

Saluda del alcalde

3 enero, 2019
Corporación municipal
Concejalias

Concejalias

3 enero, 2019
Normativa municipal

Normativa municipal

3 enero, 2019

LAS MÁS POPULARES

img advertisement

CRONOLOGÍA