1. Nuestro punto de partida
  2. El Paso del Río Darro
  3. ¡Comenzamos la temporada de ‘Recuperando Caminos’!
  4. Curso básico de iniciación a la apicultura
  5. Escuela de Adultos
  6. Resumen y datos de agricultura, ganadería y pesca en Granada
  7. Beas de Granada en flamenco
  8. San Roque, el Espía de Dios
  9. «Compartimos amor, confianza y respeto»
  10. GDR Alfanevada
  11. Gimnasio
  12. El Fraile lector
  13. El Vermu Del Finde, de EsRadio nos visitó en plena celebración de Fiestas
  14. Fiestas 2019.. Adios!
  15. Beas está de fiesta
  16. Beas es Cultura y Deporte
  17. El proceso de creación de nuestro Parque Natural
  18. El Reino de Granada en los siglos XV y XVI. Los cortijos del término de Granada: Cortijo de Cortes y el Pago del Río Beas. Las Tierras de Beas
  19. El Señorío de Veas
  20. Fiestas Patronales 2019
  21. Parque Natural de la Sierra de Huétor
  22. La Alquería de Beas según el Libro de Apeo de Bienes de 1572 (2ª Parte)
  23. Comisiones Informativas Permanentes
  24. Evolución histórica de Beas de Granada
  25. La Orquesta Ciudad de Granada nos visita el próximo 13 de Julio
  26. Verano Cultural y Deportivo 2019
  27. La subida ciclista Sierra Nevada Al Límite pasará por Beas de Granada
  28. Verano Cultural y deportivo – 28,29,30 Junio
  29. El Canal de Beas y Quéntar
  30. Aficionados a los minerales de todo el mundo se dan cita un año más en Beas de Granada
  31. Comienza a andar la nueva legislatura en Beas de Granada
  32. El ‘cacharro’ de la Carchita
  33. La Alquería de Beas según el Libro de Apeo de Bienes de 1572.
  34. Ultra Sierra Nevada
  35. Recuperando el camino a Beas
  36. Más de 4.000 personas participarán en los programas de participación y sensibilización de espacios naturales de la provincia
  37. “Si la mujer no es visible en el campo, se va la vida”
  38. Fiestas
  39. Fotos/Documentos antiguos
  40. Naturaleza y Agricultura
  41. Poemas
  42. Refranes
  43. Ensayos y relatos
  44. Recopilados enclaves inéditos de la Sierra de Húetor
  45. Un nuevo libro-guía acerca enclaves inéditos de la Sierra de Huétor
  46. Diputación
  47. Unión Europea
  48. Alhambra Nievas: “El mundo necesita más rugby”
  49. Miguel Heras vuelve a ganar la Ultra Sierra Nevada
  50. Gobierno de España
  51. Junta de Andalucía
  52. Municipal
  53. Formularios
  54. Alcaldía
  55. Senderistas sexitanos recorrieron la ruta entre Almayate y El Palo, en Málaga
  56. Plan de Igualdad
  57. Perfil del contratante
  58. Convocatoria de puestos
  59. Datos de Interés
  60. El Municipio
  61. Recuperando caminos
  62. Encuestas!
  63. Recogida de firmas
  64. Entidades, Asociaciones y grupos de desarrollo
  65. Directorio de empresas y profesionales
  66. La Ultra Sierra Nevada, un desafío de altura
  67. Ultra Sierra Nevada
  68. Datos económicos
  69. Galería multimedia
  70. Deportes
  71. Ocio, cultura y educación
  72. Gastronomía
  73. Para este 8 de marzo, 17 mujeres cuentan qué quieren este año en la lucha feminista
  74. Ferias, fiestas y celebraciones
  75. hitos de interés
  76. Historia del municipio
  77. Enlaces de interés
  78. Lugares destacados
  79. El tiempo local
  80. Presupuesto Municipal
  81. Plan de ordenación urbana
  82. Ordenanzas Municipales
  83. Actas, Juntas de Gobierno y Plenos recientes
  84. Solicitudes/licencias
  85. SEDE ELECTRONICA
  86. Otras dependencias
  87. Casa de la Cultura
  88. Casa Consistorial
  89. Directorio de Responsables Municipales
  90. Organismos y servicios municipales
  91. Normativa municipal
  92. Concejalias
  93. Corporación municipal
  94. Saluda del alcalde
martes, febrero 25, 2020
  1. Nuestro punto de partida
  2. El Paso del Río Darro
  3. ¡Comenzamos la temporada de ‘Recuperando Caminos’!
  4. Curso básico de iniciación a la apicultura
  5. Escuela de Adultos
  6. Resumen y datos de agricultura, ganadería y pesca en Granada
  7. Beas de Granada en flamenco
  8. San Roque, el Espía de Dios
  9. «Compartimos amor, confianza y respeto»
  10. GDR Alfanevada
  11. Gimnasio
  12. El Fraile lector
  13. El Vermu Del Finde, de EsRadio nos visitó en plena celebración de Fiestas
  14. Fiestas 2019.. Adios!
  15. Beas está de fiesta
  16. Beas es Cultura y Deporte
  17. El proceso de creación de nuestro Parque Natural
  18. El Reino de Granada en los siglos XV y XVI. Los cortijos del término de Granada: Cortijo de Cortes y el Pago del Río Beas. Las Tierras de Beas
  19. El Señorío de Veas
  20. Fiestas Patronales 2019
  21. Parque Natural de la Sierra de Huétor
  22. La Alquería de Beas según el Libro de Apeo de Bienes de 1572 (2ª Parte)
  23. Comisiones Informativas Permanentes
  24. Evolución histórica de Beas de Granada
  25. La Orquesta Ciudad de Granada nos visita el próximo 13 de Julio
  26. Verano Cultural y Deportivo 2019
  27. La subida ciclista Sierra Nevada Al Límite pasará por Beas de Granada
  28. Verano Cultural y deportivo – 28,29,30 Junio
  29. El Canal de Beas y Quéntar
  30. Aficionados a los minerales de todo el mundo se dan cita un año más en Beas de Granada
  31. Comienza a andar la nueva legislatura en Beas de Granada
  32. El ‘cacharro’ de la Carchita
  33. La Alquería de Beas según el Libro de Apeo de Bienes de 1572.
  34. Ultra Sierra Nevada
  35. Recuperando el camino a Beas
  36. Más de 4.000 personas participarán en los programas de participación y sensibilización de espacios naturales de la provincia
  37. “Si la mujer no es visible en el campo, se va la vida”
  38. Fiestas
  39. Fotos/Documentos antiguos
  40. Naturaleza y Agricultura
  41. Poemas
  42. Refranes
  43. Ensayos y relatos
  44. Recopilados enclaves inéditos de la Sierra de Húetor
  45. Un nuevo libro-guía acerca enclaves inéditos de la Sierra de Huétor
  46. Diputación
  47. Unión Europea
  48. Alhambra Nievas: “El mundo necesita más rugby”
  49. Miguel Heras vuelve a ganar la Ultra Sierra Nevada
  50. Gobierno de España
  51. Junta de Andalucía
  52. Municipal
  53. Formularios
  54. Alcaldía
  55. Senderistas sexitanos recorrieron la ruta entre Almayate y El Palo, en Málaga
  56. Plan de Igualdad
  57. Perfil del contratante
  58. Convocatoria de puestos
  59. Datos de Interés
  60. El Municipio
  61. Recuperando caminos
  62. Encuestas!
  63. Recogida de firmas
  64. Entidades, Asociaciones y grupos de desarrollo
  65. Directorio de empresas y profesionales
  66. La Ultra Sierra Nevada, un desafío de altura
  67. Ultra Sierra Nevada
  68. Datos económicos
  69. Galería multimedia
  70. Deportes
  71. Ocio, cultura y educación
  72. Gastronomía
  73. Para este 8 de marzo, 17 mujeres cuentan qué quieren este año en la lucha feminista
  74. Ferias, fiestas y celebraciones
  75. hitos de interés
  76. Historia del municipio
  77. Enlaces de interés
  78. Lugares destacados
  79. El tiempo local
  80. Presupuesto Municipal
  81. Plan de ordenación urbana
  82. Ordenanzas Municipales
  83. Actas, Juntas de Gobierno y Plenos recientes
  84. Solicitudes/licencias
  85. SEDE ELECTRONICA
  86. Otras dependencias
  87. Casa de la Cultura
  88. Casa Consistorial
  89. Directorio de Responsables Municipales
  90. Organismos y servicios municipales
  91. Normativa municipal
  92. Concejalias
  93. Corporación municipal
  94. Saluda del alcalde
Nuestro punto de partida

Con el primer petardo mi cerebro me hizo regresar al pasado, hacía justo 15 años, apenas dos chiquillos llenos de acné y sueños por cumplir: ella, trabajar en un laboratorio de microbiología; yo, en la minería. Hoy lo llamaría ser arqueólogo, que es menos arriesgado para la vida y más satisfactorio para el bolsillo y para el alma.

Desde ese día nuestros caminos nunca se separaron, aunque no fueron hacia donde deseábamos en aquellas primeras Fiestas que disfrutamos juntos. Tras un sinfín de peripecias en el sector privado como becarios, ayudantes, asistentes y prácticos de diferentes empleos para poder comer caliente cada día, decidimos opositar. Y lo hicimos juntos, claro. Como cada cosa desde aquél 25 de agosto de 2005.

El ruido de la charanga me hizo volver en mí. Todo el mundo a mi alrededor bailaba y bebía limonada, sangría o extraños mejunjes caseros que llevaban de todo menos salud.

  • ¡Vamos, gordo! – me dijo Joana cogiéndome la mano –. ¡Ya está empezando la cola del arroz!
  • ¡Mira! – le dije señalando a un hombre montado a caballo al final de la plaza, más allá de la iglesia, con un bigote de otro tiempo –. ¿Te acuerdas de ese hombre?
  • ¡El del bigote! – exclamó Joana entre risas –. El que nos subió al caballo…
  • A ti… – repliqué coreografiando mi malestar como un mal actor de reparto y ganándome un tierno beso en los labios.
  • ¿Quieres subirte? – me preguntó socarrona.
  • Ya no creo que me aguante – dije encogiéndome de hombros y palmeando mi panza de degustador de cerveza.

Un chaval se chocó conmigo vaciando su vaso de sangría junto a mis pies y dejándome las chanclas pegajosas.

  • ¡Perdona! – me gritó mientras continuaba su juerga junto a una cochera.

En apenas unos minutos, a nuestra espalda se amontonaban cientos de personas, diría que todo el pueblo, esperando un plato de la paella que la Comisión de Fiestas había estado removiendo con gigantescos utensilios de cocina durante una hora. Por suerte, esperamos en el bar de enfrente, donde la cerveza venía acompañada de tapas caseras cocinadas con mucho cariño.

  • El año que viene habrá que coger tres platos… – suspiré acariciando su vientre.
  • El año que viene va a ser gracioso…

Apenas empezaron a repartir platos cogimos el nuestro y subimos por una calle buscando unos bancos que habíamos visto antes de bajar a la plaza, en una especie de recoveco enrejado junto a la carretera principal. Unos niños se dedicaban a tirar petardos y hablar a voces para hacerse notar, así que nos fuimos al ayuntamiento para sentarnos bajo una frondosa moreda. Allí conversamos con Manuel, octogenario con mil vivencias que nos preguntó por nuestra ascendencia, nuestra descendencia y nuestra conexión con el pueblo. Nos dio la enhorabuena por estar embarazados. Su hijo volvió cargado con una montaña de platos de arroz y ambos entraron a la casa.

  • ¡Venirse a Beas! – nos dijo Manuel –. Este es buen sitio pa criar un niño.

¿Por nosotros? Por nosotros perfecto, pero ya nos había costado que la administración nos diese plaza a los dos en Alicante, como para intentar un cambio conjunto a Granada.

  • La paella estaba de locos – afirmó rotunda Joana.

Terminamos el arroz mordisqueando hasta el ultimo hueso de pollo (o conejo, discutimos bastante por ello) y pelando hasta la última gamba. Tiramos los platos a la papelera y fuimos en busca de un buen copazo para reposar el estómago. Los bares habían cambiado muchísimo y no teníamos un rumbo fijo. Eran días de celebración, lástima que no hubiéramos podido estar desde el principio de las Fiestas Patronales, pero aquella noche era nuestra.

Fue nuestro punto de partida. Aquí nos conocimos con 15 años, una catalana que vino acompañando a su mejor amiga, que tenía a los abuelos en el pueblo, y un chaval del Albaicín al que los vecinos de sus abuelos convencieron para subir. Ella fue mi primer beso, aunque no mi primer amor. Al contrario, yo fui su primer amor pero no su primera experiencia, con un chaval mayor que nosotros. Disfrutamos cada paseo en los coches de choque, cada baile entre los “viejos” de treinta o cuarenta años, los cigarros a escondidas tosiendo el humo como imbéciles, los churros con chocolate, los largos ratos en el parque junto al campo de fútbol.

  • ¿En qué piensas? – me preguntó Joana.
  • En el día que nos conocimos
  • En Las Callecitas
  • Los Callejones – le repliqué con una sonrisa. Siempre olvidaba los nombres de todo –. ¿Recuerdas ese parque?
  • Era distinto, era casi un descampado, aunque con césped, y había columpios… ¡Ahí pasamos una noche entera!

Me dio un beso que me devolvió todos los recuerdos de golpe. Ambos estábamos muy moñas desde que decidimos ir a Beas a celebrar nuestro aniversario. Ella ya no tenía relación alguna con su amiga ‘beata’, que se mudó a Buenos Aires como experta en protocolo y marketing político. A mis amigos del colegio les perdí la pista al año siguiente, cuando elegimos diferentes lugares para el bachiller. Con quince años todo se magnifica y es perfecto, pero rara vez es cierto.

Era raro volver a su pueblo sin ellos.

Junto al recinto ferial tomamos una copa al ritmo de las canciones de moda. Aquél “tecnonosequé latino” que los chavales disfrutaban y los mayores odiaban. Nosotros éramos más de rock y aquello nos resultaba ruido. Pero disfrutamos el ambiente, la compañía, la situación. Para nosotros era catorce de febrero, aun a finales de agosto. Miré la hora y pagamos rápido a un hombre que de ‘chino’ tenía poco aunque todos lo llamaban así. No queríamos perdernos nada.

Por encima del campo de fútbol se agolpaba la multitud esperando a los jinetes. Habría carrera de cintas a caballo, un espectáculo antiguo que devolvía al ser humano a sus raíces, varias generaciones hacia atrás. Una maravillosa oportunidad de vivir algo distinto para quien está acostumbrado a las malditas ciudades. Sin embargo, la mayoría de los comentarios iban sobre el partido de fútbol: Beas de Granada-Huétor Santillán. Entre las alineaciones no había un solo nombre de pila, todos se conocían por su apodo.

Cuando repartieron los premios a los ganadores, bajamos al pueblo para cenar en un restaurante sorprendente en aquél entorno, por encima del ayuntamiento. El dueño sabía tanto de vinos que intentamos no parecer incultos y opinamos con seguridad sin tener ni idea. Si volvíamos a Beas volveríamos allí, por supuesto.

Tras la cena subimos al recinto ferial para la “Gran Verbena”.

  • ¿Quieres montarte? – pregunté señalando los coches de choque al fondo. Joana soltó una carcajada.
  • ¿No estamos ya grandes para eso?
  • ¿Tú crees?
  • ¡Vale, un viaje!

Me sorprendió que los niños tenían música puesta en el móvil y se lo acercaban a la oreja, música prácticamente igual que la que sonaba a todo trapo en los altavoces de la atracción. Cada vez eran más raros los niños. Pedí 10 euros de fichas en la taquilla y volvimos a la adolescencia, haciendo el imbécil entre los chiquillos, que empezaron intentando no molestarnos y acabaron buscándonos tras recibir un golpe tras otro y amenazas en tono de broma. Nos divertimos como ‘chaveas’. Como aquella noche tanto tiempo atrás.

Llegamos a la verbena con una sonrisa de oreja a oreja, encontrándonos con un público extraño. Los jóvenes estaban parados, de pie, esperando algo que bailar, mientras que los mayores bailaban pasodobles al ritmo de cumbias y salsa. En el escenario, un espectáculo de luz y color que contrastaba con el gris semblante del público.

La noche fue curiosa… Un Dj de cierta edad arrancó los aplausos de la gente en el descanso por animar la fiesta. A ver con qué ánimo regresaba la orquesta después de aquél feo. Eran un grupo de excepcionales bailarines y bailarinas, tocando música latina y con coreografías y vestuario espectaculares, todo muy preparado, pero aburrieron al personal. Por contra, un hombre que debiera estar jubilado, cuyo cometido era amenizar los descansos de la orquesta, devolvió la vitalidad al público con los temazos del momento y su gracia personal. Cuando acabó la orquesta, la gente pidió a Dj Manolo que siguiera su espectáculo y nos regaló un par de horas, hasta casi el amanecer.

Bailamos sin parar, recordando cada segundo de los últimos años, cada paso que nos había traído hasta aquí. Cerrar el círculo de los quinceañeros quince años después. Y los que nos quedaban.

  • ¿Por qué no hemos vuelto cada año? – le pregunté cuando Dj Manolo decidió irse a dormir y la gente se dispersaba. Joana me miró sonriente, con el rostro brillando con luz propia.
  • Volvamos cada año – afirmó dándome

Nos dimos un beso infinito por el que el tiempo dejó de pasar.

  • Volvamos los tres cada año – insistió Joana.

0 comentarios

DEJA UN COMENTARIO

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Saluda del alcalde

Saluda del alcalde

3 enero, 2019
Corporación municipal
Concejalias

Concejalias

9 enero, 2019
Organismos y servicios municipales

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Saluda del alcalde

Saluda del alcalde

3 enero, 2019
Corporación municipal
Concejalias

Concejalias

9 enero, 2019
Organismos y servicios municipales

PUBLICACIONES RECIENTES